Muy querida y apreciada maestra Rosario Reveles:

febrero 8, 2010

¿Cómo se encuentra usted de salud? Espero que muy bien.

Tal vez no me recuerde o tal vez sí, espero que sea lo segundo. Fui un alumno suyo en la clase de historia de la preparatoria del colegio franciscano Amado Nervo.

Mientras que no pido recuerde mi nombre, si le pido recuerde aquél debate que tuvo en una clase con uno de sus alumnos sobre la importancia de las clases de historia. Mientras que no tenía tanto problema con su método de enseñanza, si lo tenía sobre la materia, pero creo que usted al final se lo tomó demasiado personal y pasamos toda la clase hablando de los pros y los contras, tratando de convencer al otro y al final no llegamos a ningún lado. Claro que para mis compañeritos de clase esto fue muy bueno, pues para ellos fue una hora de descanso que no se esperaban.

Sus puntos, si me lo permite decirlo, fueron un tanto ridículos pero entiendo que lo hizo porque pensó que por ser joven me interesaría en esto. Le refresco la memoria, querida maestra, en caso de que no lo recuerde: Usted me comentó el caso de su hijo que es o era un experto en historia y que sus pláticas lo hacían el centro de atención en su escuela y las chicas se derretían por él. Permítame decirle por este medio lo que no le pude decir hace años por respeto… “PPPPFFFFTTTT!!!!”

Sin embargo, el verdadero motivo de la presente es para agregar un poco al debate de aquél día, un par de puntos que si bien ya sospechaba, acabo de reafirmar este fin de semana.

Además de todo lo que le mencioné aquél día, el estudiar historia me parece ridículo porque la historia que estudiamos en la historia que formaron unos cuantos, los ganadores de conflictos o los conquistadores. Siempre queda una parte de la historia que se oculta o que se cambia para satisfacer al lado ganador. Por eso es una ridiculez estudiar la muerte de Madero cuando realmente no sabemos si fue asesinado porque en realidad lo merecía. No podemos saber los hechos ni en esa época ni en la nuestra. Simplemente ahora que ocurren incidentes, nos quedamos con la versión que el gobierno aprueba que la prensa nos diga y eso es simple y llanamente estúpido.

Sin nada más que agregar, me despido cordialmente de usted con un fraternal y respetuoso abrazo.

3 comentarios to “Muy querida y apreciada maestra Rosario Reveles:”

  1. Kurazaybo said

    Confieso que algo asi puenso de la literatura porque, vamos, mas del 80% de lo que escribe una civilizacion se pierde irremediablemente en el olvido, la gran mayoria jamas se publica. Por ahi debe haber diarios, novelas y relatos buenisimos llenandose de moho y desvaneciendose en algún sótano

  2. Caifan said

    Si tuviera el correo de un par de maestros míos de la prepa o la secundaria, haría lo mismo sólo que habría líneas llenas de insultos y mentadas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: