Pasivo-Agresivo

enero 20, 2010

Lo siento mucho pero no pude resistir las ganas de compartir este correo que me mandaron el día de ayer.

Sí, la oficina de esta persona está muy cerca del baño, demasiado que los sonidos de cuando escribe en el teclado se escuchan. Esa al principio fue tal vez mi única observación.

Ahora bien, yo no soy de las personas que deja el baño precisamente oliendo a rosas después de que acabo de hacer mis necesidades, pero cierro la puerta al terminar, no por cortesía o mamadas de esas sino por pinche sentido común.

Lo de cerrar la tapa sí es costumbre mía, no sabía que estaba fomentando a la creación de una granja de gérmenes en potencia.

Pero en fin, ¿Qué sigue? ¿Que nos pidan que nos lavemos las manos después de ir al baño? Pffft. Es después de todo, el último bastión de vikinguismo que nos queda por estos lugares.

3 comentarios to “Pasivo-Agresivo”

  1. Kurazaybo said

    me queda la duda de porque solo en el baño de hombres, que acaso las mujeres si dejan oliendo a flores?

    cero objetividad

  2. Prozak said

    HahahhHahh no mamar, encierran las bacterias, increible… Juro que mientras lei esto, imagine a mi abuela diciendolo, increible. Have sentido y si es algo de respeto, pero no mamar… Por mail?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: