Contando mis millones

octubre 26, 2007

Los 400Sistemas – digo al contestar el teléfono.
Ah, qué tal *bleep*, dile a tus vecinos que pasen a cobrar. Ah, y también pasa tu.
Muy bien, yo les aviso, gracias. – acto seguido cuelgo el teléfono y comienzo a  sentir algo de ansiedad, como la primera vez que supiste ibas a tener relaciones sexuales. La anticipación.

Trato de terminar lo más rápido que puedo lo que hago en esos momentos para continuarlo el siguiente día y espero a mis dos compañeros para conocer el procedimiento. También para demostrarles que me era indiferente y que no iría corriendo por mi pago como en verdad lo quería hacer.

Día de paga y ni siquiera lo vi venir hasta que recibí esa llamada. Finalmente podré pagar los mil pesos de la renta de la casa, los setecientos pesos de teléfono, los doscientos pesos del celular, recuperar el tanque de gasolina que cada vez se vacia más en mis largos peregrinajes a la zona industrial, comprarme un guardarropa más presentable para la oficina, comprar el mandado, pagar mi exámen de certificación de Oracle, el viaje a Guadalajara, la comida de allá. Diablos, incluso creo que le compraré algo bonito a mi novia.

Día de paga, ¡Qué día! No hay como recibir una buena paga por las primeras veintiocho horas de mi servicio social.

Guardé el sobre en mi bolsa alargando aún más la anticipación de ver en vivo el dinero que ya tenía asegurado. Pasé a despedirme de mi jefe, de mis compañeros, y me dirigí hacia mi vehículo. Y tan rápido como un niño en la mañana de navidad, destrocé mi sobre. Y aunque sabía cuánto era lo que me iban a pagar desde la entrevista de trabajo, secretamente pedí el deseo de que alguien hubiera cometido un error y que me hubieran entregado el sobre de algún obrero con un nombre parecido al mío.

8 comentarios to “Contando mis millones”

  1. Kurazaybo said

    Jaja copiando, de veras que la gente se malentiende por escrito. Aparte ni que mi “material” fuera original. Lo que me llama la atención es que estemos pasando por etapas tan similares de la vida.

  2. [KwZ] said

    …lol, emo y tecnología

  3. prozak said

    ni que el kurazaybo escribiera tan chido pa andarle copiando… puras cosas emo

  4. Caifan said

    De repente recordé cuando era niño, y en el negocio familiar, cuando el trabajo aumentaba y se requerían trabajadores temporales, supuestamente yo también ayudaba.
    Mientras ellos cobraban algo así de $1200 por una semana, yo era feliz con un billete de $50… Claro, tampoco hacía mucho.

    Pero $400 por no hacer nada, está bien xD

  5. [KwZ] said

    Es interesante que haya notado eso, cuando hice mi servicio tampoco recibí un centavo, ni tampoco me fui a pasear a gloriosas locaciones. Pero me gustó el hecho de que no hice nada, debo reconocerlo. Ah, no se apure yo a usted no le copio.

    Por cierto, es la primera vez que recibo un pago por “ejercer” algo aprendido durante mi carrera.

  6. Kurazaybo said

    Es interesante ver que al menos te pagan, cuando yo hice mi servicio social no recibí un centavo. Pero me gustó bastante, debo reconocerlo. Ah y no puedo evitar notar la referencia.

    Por cierto ¿es la primera vez que te pagan?

  7. ProzAK said

    y le pusiste gasolina al coche y se te acabo el dinero.. tipico….

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: