it’s over nine hundred!

julio 23, 2007

Era sábado por la noche. Yo me estaba estacionando en Soriana y mientras me concentraba en mandar unos mensajes por celular, un sujeto se me acercó y me dijo: ¿No necesita que le ponga hules a su coche?

Mi coche, de hecho, necesita unos hules ya que por el uso o el descuido éstos se encuentran rotos en algunas partes. Y le pedí que me arreglara esos. Le pregunté la cantidad que me iba a comprar y le advertí, solamente vengo a comprar la leche. “No le cobro mucho”, me respondió.

Así pues seguí mandando mensajes mientras hacía su trabajo, le comenté que los hules de la otra puerta también necesitaban que lo repararan y él siguió. Alrededor de unos diez minutos después el sujeto termina de pegar los hules y es ahí que me doy cuenta que el pelmazo los pegó en todas las puertas y no solamente en las partes dañadas, sino en todo el marco de la puerta.

“Le voy a cobrar por metro”, me advierte. Y ya viendo que había hecho su cagadero accedí, “No puede pasar de tres pesos por metros”, pensé. El señor se pone a medir el marco de la puerta y hace sus cálculos. “Treinta y dos metros…” y hace una breve pausa “…a treinta pesos cada metro” remata.

“Pero esos son… ¡Más de novecientos pesos…!”, le dije yo. Entonces uno de sus hijos se le acerca y le dice que habían sido mil pesos de una camioneta. Ahí mismo me di cuenta de que iba… El sujeto me quería estafar. Le comenté que nada más traia doscientos pesos, y que los iba a gastar todos única y exclusivamente en la leche. Se enoja y me reclama… Le digo que no me esperaba un precio tan exagerado, que yo pensaba darle treinta pesos y eso nada más por sellarme los hules que traía ya rotos. Entonces ahí se prendió y me exigió los doscientos pesos que le había mostrado. “No puto, ¡NO! ¡No te voy a dar el dinero de la leche, cabrón”, pensé pero en realidad le dije “Es que voy a comprar la leche, yo nada más a eso venía”.

El señor da un suspiro, me comenta que uno de sus hijos me puede acompañar a mi casa a que le de el resto del dinero. “No tengo dinero en mi casa”, le dije casi riendo. Seguía terco que le diera los doscientos pesos, así que le dije que en verdad necesitaba comprar leche, que le daba sesenta pesos y que cuando ya tuviera dinero volvería al estacionamiento a buscarlo y se lo daría. No sé como, pero me creyó. Le di los sesenta pesos y me fui a comprar la leche pensando si enviaría a uno de sus hijos a espiarme a ver si en verdad compraba la leche o no… O que tal vez cuando dejara el estacionamiento me seguiría hasta mi casa. Pero no pasó.

Ayer domingo, que venía en carretera sí noté la diferencia. El aire ya no se metía al coche por la falta de los mentados hules.😀

Ah, y cada vez me sorprende la habilidad de la gente para tratar de verle la cara a uno… treinta pesos el metro de hule, que no mame.

8 comentarios to “it’s over nine hundred!”

  1. Kurazaybo said

    Lo es, el comercio establecido no puede competir. Pero es mas bonito😉

    Hablando en serio, la verdad es que como siempre deberia existir un punto intermedio ¿podra haber una solucion? Si ambos han subsistido tanto tiempo es porque el mercado lo permite.

  2. prozak said

    Y como yo alguna vez estuve sustentado del comercio establecido… el comercio ambulante me parece una afrenta

  3. Kurazaybo said

    WTF!! ¿cómo puede cobrar tanto? Aparte eso de los treinta y dos metros solo es posible si le dio tres vueltas a cada puerta, seguramente eso fue lo que pasó.

    Y estimado Prozak, habiendome yo sustentado alguna vez del comercio ambulante, simplemente no puedo estar de acuerdo con su punto de vista.

  4. Caifan said

    “No puto, ¡NO! ¡No te voy a dar el dinero de la leche, cabrón” – Jajaja, se aprende mucho de Polo Polo.

    Lo bueno que tú saliste chingándolo a él, a final de cuentas.

  5. prozak said

    hay diablo.. solito te avientas al matadero…

    Si .. es increible la cantidad de scam que se corre en nuestras calles… yo tengo el remedio infalible…. NO LE COMPREN NADA A ESOS PUTOS DE LA CALLE… si nadie les compramos.. se daran cuenta que no es un buen negocio… y nos dejaran vivir en paz.. ojala y se mueran de hambre…

    No es por elitista.. pero me caga la gente que vende cosas o servicios en las calles… me dan ganas de golpearlo.. ya que gracias a ello, el comercio informal aumenta cada dia.. y nosotros los trabajadores establecidos… tenemos que pagar mas impuestos…

    No sean lacras.. no los apoyen.

  6. [KwZ] said

    Pues sí, hubiera salido más barato.

  7. Diablo said

    que me mida la verga mejor

  8. Witchdocta said

    no mames… que bueno que te lo quitaste.
    hace tiempo a mi hermano se le acerco un puto de esos en las gorditas de morales que si le lavaba la camioneta como no quiso el lavacoches hizo un comentario “ha de estar muy limpia” ese comentario le costo un putazo en la cara.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: