La historia de como por un dolor de muelas causado por una mala práctica de la mamá de la Chinche, casi me choca un trailer que iba a rebasar a otro en la carretera 57…

julio 4, 2007

Me regresé a la casa de mis padres para estar con ellos un tiempo luego de haber cursado una materia en verano (de la cual tal vez hable algun día). Ahora bien, ellos viven en el norte como a dos horas de camino por la carretera federal número 57. El caso es que en este lugar hace mucho calor y una muela que tengo jodida por la culpa -sí, me atrevo a culparla- de la mamá de la Chinche Purulienta se me infectó y me comenzó a doler.

La historia de la muela es simple (tal la razón por la cual he tenido sueños en los que pierdo los dientes) y se remonta aproximadamente unos dos años y medio atrás. A la Chinche le habían sacado sus muelas del juicio y como vivía con él, el tema de las mías salió a la plática. Su madre me sacó unos rayos X y resultó que mis muelas del juicio iban a salir perfectamente, sin dolor alguno ni complicaciones. Pero como toda buena dentista que tiene un hijo en el Tec de Monterrey sin beca, ella notó que una de las muelas que tenía estaba podrida por dentro así que me la empastó. El empaste se me cayó porque ella le había hecho un hoyo muy raro y para repararlo le hizo el hoyo a la muela todavía más grande para ponerle un puente. El puente se cayó. Ya para ese entonces había tenido mis dificultades en su casa y me encontraba viviendo solo, así que por orgullo y porque sabía que si iba de nuevo nada más le iba a echar más mierda a mi muela, ya no fui. Traté de ir con otros dentistas pero no conocía alguno que me diera confianza. Tomé la filosofía de “Si no está mal, no le muevas”.

Pasaron los meses hasta el día de ayer que me comenzó a atacar el clásico dolor punzante y el palpitar. Fui a ver a la mamá de otra amiga la cual me dijo que era una infección y necesitaba una endodoncia. Mis padres no querían que me la hicieran en mi ciudad natal así que tenía que regresarme.

El viajar de regreso para mí no era un problema -aunque sí un fastidio- lo era más el tener que aguantar una noche más sin poder dormir a causa del dolor, el calor, y los perros que se mudaron al lado de mi habitación. Usé un método de Dr. House y me tragué pastillas de más con las que pude dormir bien. Además el dolor desapareció casi por completo.

Ya descansado me dispuse a viajar, pero por el hecho de llegar temprano venía relativamente rápido -además por el miedo a que un dolor de muelas me diera en plena carretera- pero el problema no fue mío, sino de un inmenso trailer que tal vez no me vio y que, por querer rebasar a otro más lento que iba delante de él, se me vino encima cuando yo apenas lo venía rebasando a él. En esa pequeña fracción de segundo pensé en tres posibles soluciones a mi problema: ir más rápido, ir más lento o estrellarme contra la barrera de contención. Elegí la tercera opción con el plus de tocarle el claxon como un loco poseído y supongo que fue gracias al NFSC que no me estrellé sino que pasé bastante pegado a la barrera como para evitar al trailer y lo suficiente como para salir librado.

¿Mi reacción luego de sentir el golpe de adrenalina, el susto y el coraje?

Seguir manejando como si nada para llegar a ver al dentista. Y es que tampoco se la iba a armar de pleito a un trailero con quién sabe cuantas sustancias encima.

7 comentarios to “La historia de como por un dolor de muelas causado por una mala práctica de la mamá de la Chinche, casi me choca un trailer que iba a rebasar a otro en la carretera 57…”

  1. pedro said

    mi muela me duele ayumdeme

  2. Kurazaybo said

    Butterly effect.

    Me recuerda cuando a mi me pasó algo similar con los entistas, por ahorrar unos pesos fui a que un dentista con precios módicos me hiciera un empaste. Al año se puso feo y acabé necesitando una endodoncia. Moraleja: no conviene reparar en gastos con estas cuestiones.

  3. [KwZ] said

    pinche Diablo ya se tomó su floripondio.

  4. Diablo said

    demasiado bien para ser un vehiculo descontinuado (no tiene nada que ver… pero es que me agrada el avenger, y no tengo mucho que comentar)

    preocupate cuando tu auto te hable y se convierta en un robot mata-gente

    siempre se ah dicho que un dolor de muela aumenta las probabilidades de muerte en una persona (bueno, no estoy seguro)

    si, estoy drogado y que?

  5. Caifan said

    A todo esto, ¿qué manejas?
    Sea lo que sea, te respondió bien.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: