Recuento de las primeras dos semanas…

agosto 18, 2006

Como dije, el estúpido sistema de asistencia por credenciales no funciona todavía ni se le ve un futuro prometedor a corto plazo. Ya tuvimos los primeros incidentes en el edificio nuevo, el edificio mal hecho y a la carrera por la visita de Fox. El edificio que fue maldecido por el espíritu del albañil que perdió la vida en una caída luego de que su capataz lo flagelara bajo las órdenes de Escamilla (Nota: Pudo no haber pasado así, después de todo yo no estaba presente, solamente vi las ambulancias).

La primera vez nos quedamos encerrados, no podíamos salir porque la puerta no se abría con lo que llamamos ahora “el botón del pánico“. Ni los polis y su credencial mágica-ábrelo-todo nos pudieron salvar, no fue sino hasta que un individuo usó su fuerza sobrehumana para rescatar a nuestras pobres almas indefensas.

En la segunda ocasión fue para usar el laboratorio de Redes. La maldita puerta no abría, ni a la fuerza ni con credenciales, incluso cortaron la corriente del magneto y seguía sin poder abrirse. ¿Para qué lanzar un maldito sistema así en todo el campus? ¿Por qué demonios no lo probaron antes? Claro, porque como bien dice el compañero Kurazaybo, hay que apantallar y hacer que se vea bonito por fuera.

ArgeliaTengo otra materia basura a la que voy a odiar por el resto del semestre. Y ¡Oh ,sorpresa! la da la misma maestra, la gallina polaca: Sociedad y desarrollo en México. En primer lugar, y para comenzar mal, la materia debería haber sido impartida en el extraño y fantasmal salón doscientos doce… – ¿Salón doscientos doce? – Me pregunté yo al no tener conocimiento del mismo… Obviamente se encuentra en el segundo piso, pero imagina tratar de encontrarlo en el área de salones siendo que estaba muy escondidito donde antes era la biblioteca… Así que en la entrada del salón tenían un anuncio en el que avisaban que la clase sería en el cuarto piso del nuevo edificio… Ya era tarde, y como el sistema de asistencia no nos iba a poner falta, simplemente no me presenté; Al segundo día de clases fui al salón doscientos doce luego de estar encerrado (como comenté al principio) en el edificio nuevo… Y nada, cerrado y con el mismo aviso… Fui al cuarto piso del nuevo edificio (en el camino vi como “inspeccionaban” la puerta luego de que la abrieron a la fuerza) y ya en el cuarto piso vi una nota que decía que la clase iba a ser en el salón trescientos siete del edificio del que yo ya venía…

Fui, pues… Y resulta que el primer día muchos más huevones como yo tampoco fueron, así que oficialmente era la primera clase. Nos puso a leer una lectura llamada Imaginando Lo Peor, y curiosamente la moraleja es que tenemos que conocer la historia, pues los que no la conocemos estamos condenados a repetirla… Bonita justificación, ¿Será acaso que de antemano ya sabía lo que más de uno le íbamos a echar en cara que la historia no nos sirve de nada?

En fin, lo peor no son los cambios de salones, ni la maestra ni sus idiosincrasias y peleas a dos de tres caídas con el proyector… Sino los licenciados con los que comparto la clase. No soy prejuicioso ni creo en los estereotipos, pero ésta gente me hace dudar bastante. Me siento muy raro entre tanta “beautiful people” que no se cansa de hablar de sus viajes a Europa y la loción de mil dolares que compraron para las pulgas finas de sus mascotas finas. El único que parece ser normal de esa clase es mi hijo, creo que le haré platica alguno de éstos días para saber al menos como se llama mi pequeño clon bastardo… Y espero, por el bien de su herencia, que no sea un licenciado o un ingeniero industrial…

Sé que el quejarme no me va a solucionar la vida, pero que bueno se siente al menos desahogarse.

7 comentarios to “Recuento de las primeras dos semanas…”

  1. […] Pero el verdadero horror fue cuando vimos la puerta de los laboratorios que más usamos los ISC, el salón 201 y el laboratorio de redes: enormes electromagnetos al estilo de las puertas dobles de BITAL (ahora HSBC) impiden el paso. El seguro se activa cada que la puerta se cierra, por lo que si un alumno entra, cierra y luego otro quiere entrar, habrá que presionar el botón del pánico desde el interior para volver a abrir la puerta. ¿Y si todo mundo está afuera y el viento cierra la puerta? Recuerden que estamos estrenando ventanas. ¿Y si eres el único en el salón y tienes que ir al baño o, peor aún, a un lugar más lejano? ¿Qué pasa si la gente en el interior sucumbe ante los humos tóxicos de la celda de manufactura, un RCX flamígero o queda enterrada bajo los escombros de la interminable construcción del edificio? Sencillo: no habrá poder humano que logre abrir la puerta desde el exterior. Afortunadamente la puerta y todo un costado del salón es de cristal templado puro, por lo que cualquiera puede convertirse en héroe si se presenta la ocasión. Se dice que en una ocasión el salón quedó cerrado y la puerta no se abrió aún cortando la corriente. […]

  2. […] Los hechos ocurrieron más rápido de lo que lo cuento y ¿para qué? ¿quién ha ganado algo? Sólo se ha gastado en el equipo de última generación que hace posible el chequeo del uso de la red, el tiempo de los empleados para darle seguimiento continuo al chequeo (¿de qué otra forma explicar la rapidez con que se trató de apagar el “fuego”?), la carrera que emprendió el empleado para llegar al edificio y salón correcto y la herida a el orgullo de todos los presentes. Señores, estamos en una universidad, suspuestamente todos somos adultos. Si se infringen las reglas y va a haber detenidos por favor procedan a realizar el arresto con clase y distinción, no esos gritos y esa irrisoria entrada del empleado de informática jaloneando la puerta del laboratorio, lucha imposible de ganar en contra del sistema de cerraduras magnéticas de alta seguridad ideados por el mismo departamento (otro elefante blanco del que definitivamente hablaré más adelante) que sólo terminó cuando un compañero de dentro del laboratorio presionó el “botón del pánico“. La escena que siguió fue patética, tanto que casi rayó en lo conmovedor. El empleado sin aliento por la carrera pero queriendo vocifer inmediatamente en contra del culpable. A eso siguió el últimatum. Y el empleado en cuestión se retiró muy dignamente. […]

  3. Elhomar said

    Chingón lo de las puertas, que se les queden cerradas y hagan una orgía incluyendo a la polaca esa, que perro!!

  4. Witchdocta said

    Vaya y yo que pensaba que a mi me habia ido peor…
    Tu maestra polaca es de lo mas mierda que te puedes hallar en ese campus, estandarte, icono, representacion fiel de lo que he llamado “clases calcetin” y no se diga de tus compañeros que sostienen conversaciones con topicos de lo mas absurdo posible.
    Y esperate a que lleves clases de Ferreteria 1 con un mal bastardo al que le quitaron la direccion de carrera, despues de verlo y escucharlo entiendes por que.

    Me cuesta trabajo creer que ya voy en 7mo semestre y aun no se da la hora en la que pueda llevar clases dignas de lo que pretendi estudiar, estoy hasta la madre de clases que son por demas pendejas y sin sentido, de gente que esta en su ultimo semestre y no sabe que putas es una tabla de verdad.

    bleh… recuento de las 2 semanas, sonria Tauren ya que todos peleamos por lo mismo, aveces en diferentes niveles.

  5. [KwZ] said

    Se arrepentirá Diablo

  6. Kurazaybo said

    Memorable lo de los cambios de salon, espero no me pase. Deberiamos hacer una manifestacion en protesta de que el dinero gastado en el sistema de las puertas no se invirtio en un sistema de aire acondicionado o, al menos, ventanas que pudieran abrirse…

  7. Diablo said

    yo por eso ya quiero entrar a la escuela (faltan 2 dias ¬¬), quiero tener ese tipo de aventuras…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: