– ¡…Hey! ¡…Hey! ¡¿Quién eres tú?!

enero 20, 2006

...Del olvido al no me acuerdo– ¡Ahhh! Pues soy tu amigo.
– ¿Mi amigo? ¡Pues serás el diablo!
– Ah, pues tu amigo.
– Entonces ya te conozco. Ahí nos vemos.

Del Olvido al No me Acuerdo es una de las películas-documentales más rara que vi en éstas pasadas vacaciones. La trama es simple, Juan Carlos Rulfo, el hijo de Juan Rulfo (el escritor de libros como "El llano en llamas" visita a personas que conocieron a su padre para hacerle entrevistas, sin embargo, se topa con un gran obstáculo: El olvido. Las personas poco a poco han perdido la memoria y nadie se acuerda de nada. Lo cual algunas veces crea escenas cómicas y otras un tanto frustrantes. En el camino también entrevista a diferentes personas que no tienen nada que ver con su padre, como el personaje de la fotografía, el que se lleva la película por completo, se puede decir que es el anciano filósofo por excelencia que nunca se calla y que constantemente tiene diálogos con el diablo. Nunca ha matado a nadie, cortado sí, pero matado nunca.

Al final lo que me llevó a reflexionar es que la memoria es muy frágil, al menos para mí lo es. Muchas veces olvido bastantes cosas, incluso si han ocurrido un par de días atrás. Claro que es frustrante, pero no me gustaría estar tomando medicamentos o vitaminas para eso. O quien sabe, tal vez en el futuro…

Ayer vimos lo del servicio social… Es algo como "Tengan miedo, tengan mucho miedo". Es una estafa, una mentira, es la peor idea que jamás se le pudo haber ocurrido a alguien. Cuatroscientas ochenta horas de trabajo comunitario, a doscientas horas (en su mejor caso) al semestre. O te ofrecen catafixiarla por lo que hay en la puerta dos, un mes de sufrimiento en un lugar olvidado de Dios, en la huasteca, donde las leyes sociales no aplican y donde si los habitantes no te matan el clima, los mosquitos y las enfermedades terminaran por hacerlo. Claro que también está la opción tres, un mes en Oaxaca, en un lugar donde van personas de todo el mundo a convivir con los indigenas en cabañas con televisión satelital y servivio a cuarto. ¿Qué se necesita para ir ahí? Básicamente pagar una "modesta" cantidad a la fundación, hacer un ensayo y esperar a ser elegido. Es un lugar para la gente VIP de la escuela, lo que debes de decir en dicho ensayo es "Mi papá es:____________, es dueño de _________________ y/o político en ____________________ y actualmente tenemos $_______________ para donarlo a su fundación". Así que ni intentarlo siquiera…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: